viernes, 27 de abril de 2007

La odisea de renovarse el DNI

¡Por fin logré renovarme el DNI!
Es toda una odisea. Después de tres días yendo a la comisaría y quedarme a las puertas, me presenté esta semana a las 7 de la mañana. La cola para coger número ya era importante, ya me veía de nuevo llegando junto al amable policía nacional, y escuchando otra vez aquello de "vuelva usted mañana".
Las 7 de la mañana, tengo sueño y no tengo ganas de conversación. Con tanta gente, los ánimos se caldean. El hombre que tengo detrás, de unos 50 años, empieza a hablarme, está enfadado, indignado con el sistema que se ha implantado para renovarse el DNI. No tengo ganas de conversación. No quiero indignarme ni enfadarme con el policía que está en la puerta. Sonrío y asiento. Por favor, no me dé conversación. Imposible. Hay una llamada general a impedir que ningún bicho viviente se cuele. Uno de los cabecillas es el hombre que tengo detrás, mi vecino de odisea.
Las 8h. El policía empieza el recuento de la fila. A algunos que están detrás ya les dice "vuelva usted mañana". Bronca general. Confusión.
Las 8,45h. La cola empieza a avanzar. Hay un tumulto. Una estampida. Creo que ya es hora de despertarme. Mi vecino (el de detrás), empieza a adelantarme por el flanco derecho. Después de marearme con el rollo de que no dejara que nadie se colara, supongo que será incapaz de jugarme a mí una mala pasada. Sigue avanzando. Confío que en cuanto lleguemos a la altura del policía, regresará a su lugar en la cola.
Estamos a dos metros del policía, oigo como va contando... 42, 43... Sé que se reparten 50 números. Esto ya no me gusta nada. Le pido amablemente a mi vecino que ocupe su lugar en la cola. "Oye, pues espabílate, que la cola avanza", me responde. Me quedo a cuadros. Luego dicen que la gente joven no tiene educación. Así que le contesto "lo que usted diga", le corto el paso y me pongo delante. Cojo el número 48, y él el 49. Los dos hemos conseguido número para hoy. Pero pasa a mi lado y me empuja, me dice con un "retintín" que me deja flipada "¿me dejas pasar, guapa?". En fin, que no tengo ganas de discutir ni perder el tiempo, ni lo miro.
A las 13h por fin me toca renovarme el DNI. La mañana perdida.
¿No han pensado en hacer los trámites por correo, como el carné de conducir? ¿O con cita telefónica previa?
Ya no sólo por perder tanto tiempo, sino por no tener que lidiar con vecinos de cola que no pude elegir.

No hay comentarios: